viernes, 20 de abril de 2007

Mis propias manías y/o costumbres

Siempre con algo en el cuello: Poleritas, pañuelos, bufanda, lo que sea. Obvio que en pleno verano no es necesario.
Siempre con algo en la boca: El chicle es infaltable y cuando duermo un protector bucal para no crujir los dientes.
El pucho: No lo puedo evitar, cada día estoy más viciosa.
Tocarme el pelo: Mientras hablo no puedo dejar de hacerlo, es una mala costumbre que no me puedo sacar.
Salir maquillada: Como siempre digo, no todo el mundo tiene la suerte de haber nacido bello, jaja!! y bueno, antes de salir a la calle, aunque sea a la esquina, debo maquillarme, la ropa no importa, puedo salir con millones de colores, nada combina con nada, pero la pintura no puede faltar.
Salir con el botiquín ambulante: Soy una drogadicta legal, todo de venta pública, nunca se sabe que dolencias puedo tener, o que dolencias pueden tener los demás, siempre tengo alguna medicación para ofrecer.
Mandar msj a altas horas de la noche: No lo puedo evitar, igualmente sé a quienes puedo joder, por suerte me quedan algunas personas tan noctámbulas como yo. Igualmente esto no lo estoy haciendo tan seguido.
El café todo el día principalmente por la mañana: En las mañanas es siempre, en el día estoy tratando de evitarlo, no es muy bueno para los nervios.
Los pañuelos descartables: Siempre recomiendo a todo el mundo, en la cartera de una mujer no deben faltar los pañuelos descartables y aunque sea un caramelo, son cosas imprescindibles, y principalmente los pañuelos, tienen múltiples usos.
Esconderme del sol: Todo el mundo que me conoce sabe que es así. Siempre las ventanas cerradas, las persianas bajas, es una costumbre. Salir? Preferentemente de noche.
Las cremas: Me da vergüenza decirlo, pero me sentí identificada con la boba de Silvina de Gran Hermano cuando lloro en la casa porque no tenia cremas.
Tener pintadas las uñas: No puedo pensar en otra cosa si veo que la pintura de mis uñas es un desastre. Me siento muy incomoda.
Jugar con mi anillo mientras camino: Siempre debo tener aunque sea un anillo puesto, ya que tengo la costumbre de tocar el anillo con un dedo de la misma mano, y girarlo en el dedo, todo esto mientras camino.
No usar la senda peatonal: No se porque siempre cruzo la calle por mitad de cuadra.
No contestar el teléfono: Es más, a veces lo tengo sin sonido. Para que lo llevo?
No contestar el portero si no espero a nadie: Esto desde siempre y no lo pienso cambiar, ya todos saben que las visitas deben ser esperadas para mi.
Ser completamente impuntual: Ya lo tengo asumido y los demás también, solo sufro las consecuencias cuando llego temprano, porque como todos conocen mi impuntualidad tengo que esperar yo.
Ponerle vinagre o limón a la sopa: Será extraño, pero para mi son extrañas otras costumbres con respecto a la comida, por ejemplo el de una amiga que le pone mayonesa a las salsas. Que asco!!!
Llevarme todo por encima cuando voy caminando: De esta forma consigo moretearme toda.
Decir al revés todas las frases conocidas: Como el Chapulín Colorado. Me complico la vida al pedo!! No es que desconozca como son en realidad, sino que lo hago por el solo hecho de ser tan aparata.
Relacionar nombres con cualquier cosa: Típico, encima talvez no tiene nada que ver, solo yo encuentro la relación.
Recordar palabras por la mayoría de letras que esta lleve: Por ejemplo: Ferrocarril, digo yo: es una palabra con “r”,- Rosa, me dicen los demás. – No- digo yo- Ferrocarril (nunca dije que comenzaba con “r”).
Cambiar de lugar las sílabas de los apellidos: Por ejemplo: Idoyaga. Para mi es Idogaya.
Poner el despertador 15 minutos antes de la hora y levantarme media hora después: Todos los días la misma historieta.
Vivir siempre en el día que sigue: No se ni en que día vivo.
Comer en cantidad igual o mas que cualquier hombre: Que gran estómago.
Usar siempre el mismo perfume: Imposible reemplazarlo, y cuando queda solo una gota salgo urgente a buscar otro.
La cartera repleta de cosas: No se dan una idea lo que pesa!!!