viernes, 3 de agosto de 2007

El hijo del silencio

Solamente quede sin palabras. Generalmente hago lo mismo cada vez que me encuentro ante una situación inesperada. Fue realmente como un balde de agua fría, pero a la vez me hizo sentir querida e importante para él.
La rotunda frase para mi fue haber escuchado de su boca “No te gustaría tener un hijo mió??”. Al silencio, gran silencio, solo hizo poner al muchacho aun más serio y agregar “….mmmmhh!!! Seguramente queres terminar primero tu carrera, no?” Nuevamente un silencio espantoso.
Hay silencios y silencios, pero después de esa declaración de deseo por parte de él, me di cuenta de cómo estaban las cosas entre nosotros.
A pesar de que por mi parte no hay amor y que ese amor de mi parte fluye para otra persona, persona a la cual quiero muchísimo, pero por varias circunstancias existen entre “nos” solo distanciamientos.
Ahora el otro me dice que sale con otras minitas, tanta sinceridad de su parte ya esta llegando a molestarme demasiado, yo por respeto no le cuento que también salgo con un negro divino que quiere tener un hijo conmigo.
Esta situación de boludeo mutuo desde hace mas o menos cinco años me tiene agotada psicológicamente, y ya quiero terminar con todo esto.
Y como ya dije en otra oportunidad….. me voy a dejar querer (aunque sea lo más fácil y egoísta) por este morocho que me trata como una diosa, que me quiere, me respeta y se merece lo mejor de mi.

2 comentarios:

Sauria dijo...

uia, ta todo bien lo que pensás de dejarte querer y esas cosas, pero los hijos son otra cosa, mepa eeeeehhh

usá forro, no seas boluda! (con respeto y cariño, pibita!)

besos!

Endocimia dijo...

Gracias amiga, obviamente que estoy tomando mis precauciones, no quiero tener que arrepentirme de nada. Un hijo es algo tan importante en la vida, y aunque no estoy dispuesta a ser madre todav�a, aquella pregunta aun me da vueltas por la cabeza todos los d�as, y me pregunto constantemente si estoy haciendo bien en seguir a su lado si no estoy enamorada de �l.
Besosss!!